Dos días en Bangkok, capital de Tailandia

Dragon fruit

Llegamos a Bangkok el 22 de Diciembre a la mañana, con Matu solamente porque el vuelo de Esti salía más tarde y para evitar complicaciones habíamos arreglado encontrarnos con Esti en el mismo aeropuerto. Teníamos 4 horas para disfrutar del mismo. Lo primero que hicimos fue almorzar y después tirarnos a esperar. Matu se tiró a escuchar música y yo me puse a escribir el primer post de Myanmar para el blog. Con el ritmo que venimos llevando se me complica ponerme a escribir a veces. Imagínense que ya pasó exactamente un mes de nuestra llegada a Bangkok y estamos en Vietnam.

Elefantes en la esquina del Palacio - Bangkok
Elefantes en la esquina del Palacio – Bangkok

En sí esta era nuestra segunda llegada, porque ya nos habíamos encontrado a principios de Diciembre con Matu en Bangkok y en aquella oportunidad solo dimos vueltas por Khao San Road. Ahora, volvimos pero para empezar a recorrerla junto con Esti, que una vez que arribó y los abrazos y saludos de “hace un montón que no nos vemos” encaramos para ir al centro. El taxi con taxímetro era más barato pero había una fila de gente interminable así que decidimos tomarnos un bus por 150bath cada uno. Se preguntarán por qué aclaro taxi con taxímetro cuando suena bastante redundante? Porque en Bangkok, los taxistas se niegan a usarlo con turistas. Entonces por un viaje que en realidad sale 80 bath te quieren cobrar 600 o 900 dependiendo la caradurez del tipo.

Una imagen en Wat Pho
Una imagen en Wat Pho

Rápidamente encontramos una habitación bastante barata (según los precios que veníamos manejando) y salimos a caminar. Cuando se hizo más tarde fuimos a comer a un local de comida rápida -estábamos un poco cansados del arroz y noodles- volvimos al hotel y con Esti nos estábamos yendo a hacer masajes pero nos encontramos con las chicas de Chile que habíamos conocido en Bagán (Myanmar) y cambiamos el rumbo para quedarnos tomando unas cervezas. Ya tarde y toda Rambutri cerrada nos despedimos de las chicas y arreglamos ir mañana al Gran Palacio y a Wat Pho que es donde está el Buda inclinado.

Nos despertamos temprano y después de desayunar fuimos caminando al Palacio primero, cuando intentamos entrar nos frenan los guardias porque los chicos estaban en pantalones cortos, musculosa y ojotas. Además la entrada estaba 500 bath que son casi 14 dólares por lo que sacamos un par de fotos desde afuera y fuimos directo a Wat Pho.

 

Pavo real detrás del Buda
Pavo real detrás del Buda

Este lugar sí que nos gustó y además no se aprovechaban tanto con el precio -100 bath e incluía una botella de agua- además de estar realmente muy lindo. La entrada al Buda inclinado está llena de gente, es el único lugar donde hay que sacarse los zapatos por lo que se congestiona bastante. Sin embargo entrás y esa imagen es una locura. Quiero suponer que no está hecha de Oro macizo y es tan grande que no hay forma de que entre en una sola foto.

Luego de recorrer todo el templo que lo recomiendo, ya nos fuimos a comer a OTRO local de comida rápida, antes de darle comienzo a la segunda temporada de arroz con pollo o cerdo. Después aprovechamos y nos hicimos masajes en las piernas.

 

 

Ya sabíamos de antemano que Bangkok era una ciudad grande y enquilombada, donde todo lo relacionado al turismo está ligado a la estafa y/o al maltrato y faltas de respeto, por lo que no nos interesó mucho pero sí les dejo algunas fotos que he sacado de los lugares en los que estuvimos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

One Reply to “Dos días en Bangkok, capital de Tailandia”

  1. […] íbamos a pasar navidad. Teníamos 12 horas de bus y 2 más en barco. El viaje fue tranquilo desde Bangkok hasta Surat Thani y la única crítica es que el chofer nunca, NUNCA apagó la luz. De todos los […]

Comentá!