Desierto de Dubai

Desierto de Dubai

El primer post habla sobre la llegada y el primer día. Este tiene la intención de contar todo lo que hice, incluyendo la excursión en el desierto de Dubai.

El primer día fue realmente agotador, me fui a dormir temprano y descansé perfectamente en la cama de lujo. Teniendo en cuenta que fue mi semana de vacaciones, me permití darme unos gustos después de tanto trabajo acumulado.

Bazar de Oro

El Jueves a la mañana me levanté temprano para desayunar y luego ir al bazar de oro (Gold Souk, en inglés). Necesitaba hacer algo a la mañana que no me lleve mucho tiempo. Quería dormir siesta después de comer ya que luego tendría la excursión del desierto. Sabía que era un lugar en el que no me iba a sentir cómodo, que no me iba a gustar. Sin embargo, me asombró el nivel desopilante de los objetos de oro que había. Parecían vestidos! Hasta vi un anillo de oro que tiene el récord guinness de ser el más pesado del mundo!

Anillo de oro más pesado del mundo

A todo esto, hacía un calor infernal (como el que hace siempre en Dubai). El Gold Souk debe ser el único lugar que no tiene aire acondicionado ya que es al aire libre.

Se aburrieron en esta pequeña parte? Yo también. Si quieren sorprenderse con oro, vayan y miren, para mi gusto hay cosas más interesantes.

Desierto de Dubai

A las 16hs me pasa a buscar una camioneta 4×4 con 5 personas más adentro a parte de nuestro guía/chofer. Su nombre nunca lo entendí, pero decía Shantiago de una manera muy simpática (la h está puesta a propósito). Admitió haber apoyado Argentina en el mundial pasado (Brasil 2014). Lo que hizo que mi cabeza vaya hacia lugares muy tristes que deberían estar bloqueados.

Son casi 40 minutos de viaje en las perfectas autopistas que tiene la ciudad. Llegamos a la entrada de la Dubai Desert Conservation Reserve donde se les quitó presión a las ruedas del auto para poder andar en las dunas. El paseo fue divertidísimo, agarrando las dunas a velocidad y moviéndonos para todos lados. Una chica sentada al fondo no la pasó nada bien. En cada salto grande, se daba siempre golpes en la cabeza.

En un momento paramos en el medio de la nada para poder sacar fotos. El guía se ofrecía amablemente a sacarnos a todos con nuestras respectivas cámaras. El paisaje era alucinante, y estaba todo planeado para hacer esto en el atardecer. Una combinación casi perfecta.

Campamento Beduino

Después de esto, nos llevaron hacia una especie de campamento beduino para turistas. O al menos dudo que en unMontando un camello campamento tradicional tengan cerveza gratis ilimitada o coca cola. En este lugar había distintas actividades posibles, entre ellas fumar shisha, dar unas vueltas en camello, varios actos de danzas del vientre además de comer muuuuuuuuuuuucho de comidas tradicionales. Comí tanto que desgraciadamente no me acuerdo los nombres de las cosas que comí.  Creo que también tiene que ver el tema de la cerveza ilimitada.

 

Dormir? Qué es eso?

Si les cuento mi tercer día en Dubai muchos me matarían, pero está al nivel de los demás: Simplemente me quedé durmiendo TODO el día en el hotel. La cama era perfecta cada vez que quise levantarme y salir no me dejó. Solo para desayunar y a las 4 de la mañana del día siguiente, que jugó Lanús y ahí me levanté para verlo por Internet.

Playas de Dubai

Con el Burj de fondoDespués del partido y el espectacular servicio a la habitación que me mandé, dormí un rato más y me fui para la playa. Piensen que estuve en un lugar donde probablemente era el tipo más pobre de la ciudad, y esta está rodeada de playas por casi todos lados. Muchas de ellas son privadas, así que elegí ir a quizás una de las más famosas e interesantes, para el público común: Jumeirah Beach. Esta playa está cerca del complejo “The Palm” que es la palmera que está en la costa de Dubai, y literalmente pegada al Burj Al Arab, el único hotel de 7 estrellas del mundo.

Del otro lado de esta playa pueden encontrar países como Irak e Irán, ¿Los conocen? En el medio del Golfo Pérsico. Después de un rato en la playa y algunas miles de fotos con el Burj Al Arab me fui para el Souk Medinat Jumeirah, que es un bazar “ambientado” en como estos eran antes, aunque con muchísimos más lujos. Entre ellos, una especie de lago artificial donde se puede ir en abras, que son los barquitos, dando una vuelta al bazar.

Hasta aquí no vi ninguna excentricidad más que algún que otro Porsche, Lamborghinis y Ferraris, pero justamente el último día me encontré con un cajero automático de ORO.

Cajero de oro

Pobres señoras que tuvieron que ir a sacar dinero de un cajero automático y yo de lejos estallándome de risa cuando quisieron intentar sacar de acá. Tardaron un rato en darse cuenta en que este cajero no les iba a dar cambio para comprar un souvenir por 100 dirhams jajajaja.

Comentá!