Area Volcánica de Taupo – Wai-o-Tapu Thermal Wonderland

Champagne Pool - Wai-o-Tapu

Otro día libre y nos fuimos a conocer uno de los lugares más famosos de Rotorua. Para este viaje también éramos uno más: A Ana la conocimos por Facebook, preguntó en un grupo si alguien iba para Rotorua y le avisé lo que íbamos a hacer y se prendió. Se suponía que Esteban y otros chicos también iban a venir pero se quedaron dormidos, así que arrancamos en la Ipsum nosotros 4 (Romi, Tato y yo).

Estábamos entre el volcán Waimangu y Wai-o-Tapu, si podíamos íbamos a aprovechar el día haciendo ambas que estaban bastante cerca, aunque quizás se iba un poco del presupuesto. En el camino los 4 decidimos ir a Wai-o-Tapu y después de hora y media de viaje si no me equivoco, llegamos hasta el lugar.

Algo que me está gustando mucho de Nueva Zelanda que ya vimos en varios lugares, es que si bien un complejo tiene distintas partes disponibles al público, estás pueden estar lejos uno de la otra pero es todo self-drive, es decir vas vos con tu auto y en cada uno de los lugares hay estacionamiento. Estamos hablando de 2, 3 km de distancia entre una atracción y otra.

Wai-o-Tapu es una área geotérmica dentro de la zona volcánica de Taupo. Zona que es conocida generalmente como una de las zonas volcánicas más activas del mundo. Queda 27km al sur de Rotorua, aproximadamente a unos 100km de donde estamos nosotros. Mientras escribo esto estamos en plena erupción del volcán Calbuco en el sur de Chile, para recordar.

Puntualmente a las 10.15 todas las mañanas hay una función ( ? ) de un géiser que sería como la introducción al complejo. Este géiser se llama Lady Knox y si bien lo activa un tipo de seguridad tirándole algún químico está bueno ver la altura que alcanza. Aunque son más copados los reales!

Después sí, ya nos fuimos para la entrada de lo que queríamos ver. En teoría la visita duraba 75 minutos, pero nosotros lo hicimos bien tranquilos, entre sacando fotos, mirando y esquivando chinos (chinos everywhere) se nos terminaron haciendo casi 2 horas pero estuvo muy bueno!

Vapor por todos lados
Vapor por todos lados

Ya en la entrada se notaba el vapor del agua hirviendo, el olor a huevo podrido por la cantidad de componentes químicos que se pueden encontrar en la zona era medio insoportable aunque te terminás acostumbrando. También está lleno de cráteres que se fueron formando por la erosión del agua con varios metros de profundidad y cuando el humo permite se puede ver el agua al fondo de los mismos.

 

 

El primero que se puede ver es Devil’s Home – “Casa del diablo“. Van a ir viendo que parece que en este lugar tienen algún problemita con Lucifer ya que aparentemente TODO es algo que le pertenece. Después aparecen los Devils ink pots – “Tinteros del Diablo”, el nombre supongo que viene porque son poco profundos.

La casa del diablo
La casa del diablo

Y ahora sí le dan el paso a la principal atracción del lugar, Champagne pool – “Pileta de Champagne”. Los distintos colores quedan casi perfectos! Parecen pintados a mano. Por eso justamente todo lo que la rodea se llama Artist’s Palette – “Paleta del artista” gracias a los distintas sustancias que pueden salir de la pileta y van quedando en la superficie. Esta “pileta” tiene una profundidad de más de 60 metros y el agua viene por un conducto subterráneo a temperaturas de 230°C y cuando llega a la pileta se enfría hasta 74°C. En la superficie se evaporiza y por eso en las fotos se ve completamente cubierta de humo y solo se ven los bordes. El agua que está en lo que es la paleta del artista ya queda en 15°C. Se dan una idea de por qué se la llama de esta manera? Claro, por el agua burbujeante!

Nos vamos cruzando más cráteres y cuevas hasta que llegamos a la cascada del lago Ngakoro. Al fondo de él se puede ver la estación de energía geotérmica Ohaaki. Según un cartel, la energía geotérmica en Nueva Zelanda alcanza a proveer al 5% del país. Ya en el camino de vuelta se pueden ver varios montículos de azufe ¡! y el cráter del infierno (risa malvada de villano de Aladdin), pero está bueno porque se escuchan los movimientos del agua.

Piletas de lodo
Piletas de lodo

Ya llegamos al final pero antes de emprender el viaje de vuelta pasamos por el Devil’s Bath – “Baño del diablo”, por el color parecía más el baño del resfriado, aunque supongo que no es tan marketinero ese nombre. Antes de irnos pasamos por las Mud Pools – “Piletas de lodo” que estaban en la entrada y teníamos que decidir qué hacer.

 

 

 

Por un lado Ana tenía que buscar hostel ya que se quedaba en Rotorua y nosotros teníamos que volver para no llegar tan tarde. Dijimos de ir a unas termas para aprovechar las 2 o 3 horas que nos quedaban y alguien tiró el nombre de Kerosene Creek que eran termas gratis, medio escondidas así que fuimos para allá.

Baño del Diablo
Baño del Diablo

Para ver el Post de Kerosene Creek click aquí

Comentá!