Un vale por una vida

Desierto de Dubai

-¿Sabes qué dijo un filósofo chino? “Un camino de mil millas se inicia con los primeros pasos”. ¿Por qué no te levantas y andas..? -ante mis palabras no contesta nada, sólo me mira-. Si te dieran un pase para un parque de diversiones, ¿qué harías?
-Bueno, creo que me levantaría muy temprano para estar entre los primeros en ingresar y que sería de los últimos en irme.
-¿Tratarías de ir a todos los juegos?
-Sí, claro: me subiría a todas las montañas rusas, aunque a algunas les tuviera miedo, me haría todas las colas y volvería a subir de nuevo a los juegos que más me gustaron, aunque sean las colas más largas. Hasta probaría los juegos que no llamaran tanto mi atención y si me quedara tiempo, volvería a comenzar. Trataría de sacarle el máximo jugo al día.
-Y ¿si en vez de un vale para un día en un parque de diversiones te diera un vale por una vida? ¿Qué harías con esa vida? -le doy unos segundos para que piense-. Yo no se si hay un paraíso, nadie volvió para contarlo. Creo que este mundo en el que vivimos es un paraíso y que venimos a él para disfrutarlo y no para vivir una vida de sacrificios con la recompensa de una próxima vida de placeres. Si Dios nos regala el milagro de la vida y nosotros aun así no la vivimos, ¿entonces por qué habría de darnos otra mejor?

Extraído del libro “Atrapa tu sueño” de Candelaria y Herman Zapp. Dos ejemplos de vida, un empuje más que necesario para mi propia aventura que le falta muy poco para comenzar, y sí, ellos tienen mucho que ver.

Su sitio es: http://www.argentinaalaska.com/

Comentá!