Una semana en Northland – Bay of Islands

Paihia
Compañero en un pasillo del hostel
Compañero en un pasillo del hostel

El viernes 20 por la tarde llegaron Maru y Lu a casa, las dos chicas que solo conocía por Facebook pero también con las que iba a compartir una semana por Northland. Esta fue la tarde en la que Tati hizo los panqueques con dulce de leche y luego nos pusimos a ver un documental. Ya no me acuerdo cuál. La verdad que estamos bastante kiwis, en el sentido de que nos estamos yendo a acostar temprano. No se si es la comida o qué, pero me levanto una hora más temprano de lo que lo hacía en Argentina y necesito acostarme 3 horas antes. No puedo llegar a las 12 de la noche despierto!

El Sábado fue el día en el que se la pasó lloviendo todo el día y estaba la final del Mundial Sub 20. La jugaban Brasil vs Serbia y era la chance de los sudamericanos de alcanzar a Argentina en el historial de copas ganadas. Por suerte ganó Serbia 2 a 1 en el alargue y seguimos siendo los “más campeones” a nivel juvenil. Como el día estaba feo (y como conté en el post anterior) se me ocurrió decir: “Che hoy es un día que está para unas birras, pizza y play”. En cuestión de minutos nos cebamos los 3 y terminamos comprando una PlayStation 3, con el PES 2014 y 2015, otros juegos y dos controles. La culpa de todo me la echaron a mí, aunque nadie dijo que no. Nos salió todo bastante barato por suerte y después del partido de la final nos quedamos a la noche jugando.

Si no me equivoco, al otro día jugó Argentina vs Jamaica por Copa América y luego de ver el partido arrancamos con las chicas el viaje que tenía muy poco de plan y mucho de improvisación: El único objetivo era llegar a Cape Reinga y volver a Auckland para el Sábado a la mañana ver el partido de Argentina vs Colombia por Cuartos de Final.

Playa Taiputuputu Pahi
Playa Taiputuputu Pahi

Unas 3hs – 230km separan Auckland de Paihia y luego de llegar parando solo para comer unos sanguches de atún con el sagrado aioli entramos al hostel que nos iba a alojar durante los 3 días siguientes. Un hostel pintoresco pero sin mucho servicio y caro y sobretodo adherido al sindicato de hostels neozelandeses que no tienen wifi o te dan 100mb por estadía (¿?), aparentemente es un recurso más importante que el agua.

Yo siempre estuve acostumbrado a aprovechar el día al máximo, sin correr pero arrancando temprano y volviendo tarde para hacer lo más que se pueda y las chicas tenían una costumbre totalmente diferente, así que amoldarme a ellas un poco me costó pero estuvo bueno también hacer todo más relajado. Simplemente hubiera estado mejor si hubiera podido aprovechar el tiempo muerto para trabajar, pero se complicó por el Internet tan limitado y solo pude trabajar un día entero en toda la semana.

Al hostel llegamos como a las 4 de la tarde así que nos quedaba aprox hora y media de Sol, por lo que decidimos salir a caminar un poco por el pueblo. Estábamos a una cuadra de la costa (el pueblo es diminuto) y llegamos y nos quedamos mudos.

Tuvimos la suerte de ver el atardecer desde ahí, caminamos a lo largo de la costa y después por la calle principal del pueblo aunque ya estaba todo cerrado. Pasamos por el Countdown para hacer las compras de comida de la noche y desayuno y nos sentamos un rato en la Library para utilizar un rato de Wifi. Después del social-time nos fuimos al hostel donde nos tiramos un rato en los sillones, entramos los bolsos al cuarto, etc.. Comimos y nos tiramos a ver una peli.

Atardecer en Paihia
Atardecer en Paihia

Nuestra primer mañana en Paihia con el desayuno en una cocina que tenía un ventanal directo a la costa, en un día soleado, impresionante. Lo único que te puede robar es una sonrisa. Agarramos el auto y nos fuimos a Waitangi que es a los pocos kilómetros, donde se firmó el Tratado de Waitangi en 1840.

El Tratado de Waitangi (en inglés: the Treaty of Waitangi, Maorí: Te Tiriti o Waitangi) se firmó el 6 de febrero de 1840 en Waitangi, Bay of Islands, Nueva Zelanda. Fue firmado por representantes de la corona británica representando a la reina Victoria I , y jefes maoríes de la Isla Norte. Es considerado el punto fundacional de Nueva Zelanda como nación.

No obstante, el gran problema radica en que se firmaron dos versiones, una en inglés y otra en maorí, y ambas tienen puntos discordantes. La versión maorí dice que ellos aceptan la permanencia de los británicos a costa de la protección permanente por parte de la corona. La versión británica dice que los maoríes se someten a la corona y ceden la soberanía sobre Nueva Zelanda a cambio de la protección británica.

Primer bandera
Primer bandera neozelandesa

Dentro de todo el terreno que comprende el museo, la casa donde se firmó el tratado, hay también espacio para unas canoas gigantes, la primer bandera de Nueva Zelanda, etc.. Entramos con precio de descuento de backpacker y así y todo nos salió $25 dólares. Bastante caro la verdad. Fue el primer y último museo de la semana. Después de esto vimos una performance cultural maorí que estuvo bastante interesante aunque duró solo media hora. Me sorprendió el uso de la guitarra en la música maorí, y también algunas canciones muy influenciadas por la cultura inglesa.

Por último y antes de irnos, entramos a la casa donde se firmó el Tratado, aunque era la falsa casa porque si bien el terreno y los cimientos son los mismos, las habitaciones y disposición están “como suponen que fue en aquella época”. Salimos del museo y al menos yo, sentía que realmente esperaba más acerca de este momento tan importante para Nueva Zelanda.

Enfrente Russell, la primera capital
Enfrente Russell, la primera capital

De ahí, estábamos cerca del camino a las Haruru Falls (se acuerdan que cada asentamiento tiene su propia cascada? así como en Argentina en todos lados hay una plaza San Martín) que eran 5km solo de ida. El camino era hermoso, medio bosque por tramos, pasando por un puente cruzando un río muy lindo e interesante. Las cascadas eran un fiasco porque estaba rodeada de casas y se veía claramente el camino por el que se podía llegar en auto así que sacamos una foto y directamente pegamos la vuelta a pata hasta donde habíamos dejado el auto.

Nuestro último día en Bay of Islands lo dedicamos a subir un mirador cerca de nuestro hostel desde el cual no se veía nada porque estaba lleno de árboles altísimos enfrente y al mediodía tomamos un ferry hasta Russell que duró aproximadamente 15 minutos.

Primer iglesia
Primer iglesia

Russell fue el primer todo. La primer capital del país, obviamente ahí estuvo el primer bar, primer hotel, primer iglesia, primer estación de policía, etc. de Nueva Zelanda. Es una ciudad como todas acá, muy linda y con una pinta muy inglesa, tradicional. Lo único que te hace dar cuenta del paso del tiempo es que ahora algunos bares tienen Wifi pero todos tienen su cartelito del estilo “Hace 120 años acá”. Gracias a nuestra decisión de no entrar a un museo más en la semana, no entramos al museo de Russell ni tampoco a la iglesia que cobraba una entrada/donación de solo 2 dólares (pero no había nada para mirar).

Subimos una colina donde se izó en 1840 la primer bandera Neozelandesa y obviamente hay una plaqueta contando la historia. La vista que hay es -y como vengo diciendo desde que llegué acá- impresionante. Desde acá bajamos por otra calle y nos cruzamos con Waihihi Bay, una playa cedida al público pero que estaba en una propiedad privada y no había NADIE. El color del agua hermoso, el color de la arena! Caminamos por las piedras y vimos que si caminábamos un poco más había otra playa. Nos quedamos un rato largo ahí, incluso encontramos estrellas de mar de todos los tamaños y estábamos como locos. Ninguno de los 3 había visto una en su vida.

Cuando continuábamos con la vuelta, la idea era tomar un café o una cerveza (daba lo mismo) en el primer bar de Nueva Zelanda mientras pasábamos por una especie de “bosque” donde vimos árboles de caña gigantes hasta que de repente aparecimos cerca del puerto. Pasamos por la primer estación de policia donde había un ficus también plantado de aquella época y al lado el primer hotel/bar. Todo bastante caro y justo  faltaban 2 minutos para que salga un ferry de nuevo a Paihia así que directamente lo tomamos.

Primer hotel
Primer hotel

La tarde/noche finalizó yendo a comer a un barcito unas hamburguesas con fritas por 6 dólares a las 6.45pm y luego una película que miramos por la mitad porque nos estábamos quedando dormidos.

Para terminar con Bay of Islands, nos levantamos el Miércoles temprano, guardamos la ropa que habíamos lavado la tarde/noche anterior, preparamos el agua caliente y después de desayunar ya embarcamos para el siguiente destino: Cape Reinga y 90 Mile Beach.

One Reply to “Una semana en Northland – Bay of Islands”

  1. […] limítrofe de Opononi. Este hostel obviamente también estaba adherido al sindicato del hostel de Paihia así que trabajar fue imposible, excepto un rato con el plan de datos del celular. Las chicas se […]

Comentá!