Niue – Una isla desconocida en el medio del Pacífico

Bienvenido a Niue!

Sin duda alguna Niue fue el lugar más desconocido al que fui alguna vez. Nunca lo había escuchado nombrar y no aparece en ningún mapa. Incluso cuando el avión aterrizaba, en el mapa que se ve en la pantallita parecía que estaba aterrizando en el agua.

Un día me llega un mail de Air New Zealand (la línea aérea de bandera de Nueva Zelanda) con ofertas para las islas del Pacífico. Los pasajes estaban aproximadamente a la mitad del precio normal y decidí que iba a ir a la isla cuyo nombre nombre no conocía o me era más raro. De todos ellos, para uno necesitaba una visa especial y para Niue nada.

Volando a Niue, cruzando la línea de tiempo internacional
Volando a Niue, cruzando la línea de tiempo internacional

Al momento de reservar el hostel, no tuve muchas opciones ya que en la isla hay solo uno. Sin embargo, debido a la escasa cantidad de turistas y a su filosofía de no mezclar a desconocidos en la misma habitación, tuve una para mí solo por el mismo precio de una cama en una habitación de 8 en Nueva Zelanda. Siempre respondieron los mails con mucha simpatía y ante mi pregunta de cómo podía llegar desde el aeropuerto hasta el hostel, su respuesta fue que me iban a buscar! El nombre del mismo, es Niue Backpackers.

Un poco de información de Niue:

Limu pools
Limu pools

Según el último censo en 2014, viven allí 1190 personas, aunque se considera que muchos más viven actualmente en Nueva Zelanda. No es fácil distinguirlos debido a que también predomina la cultura Maorí en sus habitantes.

Tiene una superficie de 256km cuadrados, lo que lo pone en el puesto 212 del ranking de tamaño de países del mundo. La electricidad llegó recién en 1970. Una vez por mes va un barco a llevarles provisiones, y justo cuando yo fui estaba llegando, así que hasta que no se terminó de descargar todo del barco no alquilaban autos porque no había combustible en la isla. Obviamente no hay locales famosos de comida rápida ni cafés.

En general la gente es de la cultura Maorí, destacándose su amabilidad y sonrisas constantes. Hay mucha gente que va desde Australia o Nueva Zelanda cuando ya están avanzados de edad para obtener tranquilidad  en sus vidas (más tranquilidad que en Nueva Zelanda? Uff… difícil pero sí).

Es uno de los últimos lugares donde sale el Sol. Su huso horario es GMT -11, por lo que si bien está ubicado a 600km de Samoa, la diferencia horaria es de 23 horas.

No nos conocen

Ya me sentí raro desde el principio: La puerta para embarcar hacia Niue es la más alejada del aeropuerto. Al subir al avión, el azafato me ve que tenía el pasaporte en la mano y me lo pide porque no lo había visto nunca! Ni siquiera sabía lo que era Argentina, y eso que habíamos jugado contra los All Blacks en rugby hacía menos de una semana. Me siento y al lado mío había un Niuean (nacido en Niue) que vive en Auckland cuyo hijo se fue 3 semanas a jugar al rugby a Argentina.

Me hice un amigo desde el principio
Me hice un amigo desde el principio

Ni bien llegué a Niue, lo primero que me sorprendió fue la cantidad de “cabinas de inmigración”. Solo 1. Increíble. Unos días más tarde me encontraría a la misma persona que me selló el pasaporte en el mercado, y al encargado de seguridad del aeropuerto, haciéndome la cena en un restaurant.

Salgo del aeropuerto y como Brian todavía no había llegado, me puse a observar y estaba lleno de gente esperando para recibir a los deportistas que participaron en los Juegos del Pacífico. Una deportista ganó una medalla de plata, algo histórico para el país. Llegó Brian y me llevó al hostel no sin antes darme una pequeña recorrida por la ciudad capital Alofi, para terminar mostrándome mi habitación. Me dijo que había una chica de Canadá que había algunos lugares a los que no iba a ir porque no se animaba a recorrer sola. Terminamos recorriendo gran parte de la isla juntos en 3 días.

La mayoría de los lugares para visitar son cuevas, o distintas formaciones rocosas y no se animaba a ir sola porque es claustrofóbica. Resultó ser muy simpática y como cada vez que conocés a alguien nos contamos nuestras historias.

Recorriendo Niue

Al otro día salimos bien temprano, ella ya había alquilado un auto y no me dejó pagar ni un centavo del alquiler ni combustible, yendo a recorrer para el lado norte de la isla.

Lo bueno de esto era que intentábamos aprovechar el día, pero lo malo es que ella solo quería hacer cosas a la mañana, por lo que me quedaba una gran parte del día libre. Sí disfruté de la siesta y atardeceres, aunque también pude escribir bastante. El clásico era la picada de mar con una cervecita, mirando el atardecer.

Como casi en la mayoría de lugares del mundo, la mayor riqueza del viaje consiste en hablar con las personas que han vivido allí toda su vida. Nos han invitado a sus casas solo por vernos pasar por allí. Nos llenaron de historias y de sonrisas.

Fuimos a cada rincón del pequeño país, los lugares que nos quedaron pendientes los completé yo solo los últimos días, alquilando también un auto. Como me había olvidado la licencia de conducir internacional, tuve que sacar una licencia local en la oficina de policía, solo mostrando la foto de mi licencia que me mandaron unos amigos de Nueva Zelanda por chat!!!. Lindo recuerdo.

Sigo solo

Cuando ya estaba solo y Aynslee se había ido, decidí hacer una excursión de snorkel. Dicen que Niue es uno de los mejores lugares del mundo para hacer buceo y snorkel. Básicamente porque la isla está formada sobre 3 arrecifes de coral. Además tiene una visibilidad impresionante bajo el agua, según me explicaron alrededor de 70 metros. Hasta tuvimos la posibilidad de ver una ballena de cerca, una locura.

También usé este viaje para pelear contra algunos miedos. Tengo un trauma con la bicicleta y acá anduve solo más de 20km para hacer el snorkel. También vencer al vértigo en Togo y encontrarme dentro de las rocas una especie de oasis con palmeras. Un lugar que estuvo sumergido hace miles de años.

Washaway: Páguelo usted mismo

El último día fue bastante especial. Fui a un bar llamado Washaway que queda en una punta de la isla, que está basado en la honestidad. Abre solo los domingos, y cuando llegás tenés que anotar qué es lo que vas a consumir. Hay dos cuadernos, para bebidas y para comidas. Firmas con tu nombre y te llevan todo a tu mesa donde estés sentado. Después, vas y pagás en una caja vos solo. Parece que viene funcionando, tanto para la gente local como para los turistas. Muy buen ejercicio

La vuelta fue en avión fue igual de movida que la ida. Me volvería a encontrar con amigos, entre ellos Tato, para ir a Samoa antes de volver para Argentina un tiempito.

Para terminar el post, nada mejor que ver que la música está hasta en los lugares más recónditos del mundo. Una camioneta pintada con ACDC.

ACDC
ACDC

2 Replies to “Niue – Una isla desconocida en el medio del Pacífico”

  1. Hola santi! te escribo porque en mayo vamos 10 dias con mi novio a niue!!! y estamos medios perdidos con el hospedaje y las cosas que se pueden hacer alla!!! Podrias contarme donde dormiste y que lugares conociste? Muchas gracias 😀

    1. Qué hacés Agos? Yo fui al Niue Backpackers, que queda en Alofi (igual es muy chiquita la capital). La página es: http://www.niuebackpackers.com/ y el mail de Ira (una de las hosts del lugar) es ira.merrifield@gmail.com. Lugares, hay un montón! Apenas llegás te dan un mapa con todos los lugares que podés recorrer. Ninguno tiene alguna dificultad, podés ir a todos tanto en bici como en auto o a dedo. En 10 días creeme que tenés tiempo para recorrer todo y relajar bastante.

Comentá!