Moscú – Mega guía para visitar una ciudad milenaria

Pedro El Grande en Moscú

Para empezar quiero decir que si estás pensando en visitar Moscú y no te gustan las aglomeraciones, lo primero que te puedo aconsejar es evitar visitar este país y en especial Moscú cuando hay un Mundial de Fútbol. Imaginate por lo menos 3 millones de personas de todo el mundo alojados y recorriendo la ciudad constantemente. Este fue mi caso (por suerte!) y tuvimos que acomodar los horarios para cuando pensáramos que habría menos gente y recorrer más cómodos. Estuvimos en la ciudad 12 días en total, en distintas etapas y pudimos aprovechar bastante de lo que ofrece.

Del Aeropuerto al centro de Moscú

Llegar al centro de Moscú desde cualquiera de los distintos aeropuertos es muy fácil. Además de la nunca recomendada opción taxi, están los trenes Aeroexpress. Salen 500 rublos (unos 8 dólares a Julio 2018) y tardan 40 minutos en llegar a una estación de metro. Tener en cuenta que dependiendo del aeropuerto se llega a estaciones distintas. Al combinar con el metro, estamos a 10 minutos como máximo de cualquier punto en los primeros dos anillos.

Kremlin

Este es uno de los lugares más importantes de Moscú. Como casi toda ciudad Rusa, Moscú tiene su propio Kremlin que es una fortaleza con los edificios más importantes de la ciudad. En este caso, la Duma que es el parlamento, el Palacio presidencial, e iglesias y templos que guardan en su historia y tumbas a los zares rusos. Como la Catedral de la Asunción, erigida en 1475 donde los zares eran coronados. O la Catedral del Arcángel, construida entre 1505 y 1508 donde están las tumbas de los príncipes y zares rusos.

Hay que tomarse el tiempo necesario para recorrerlo, ya que es un complejo muy grande. No hay que perderse la torre de Iván El Grande y tomarse la oportunidad de recorrer las iglesias y templos ya que todas tienen algo distintivo. Para descansar, podés acostarte en el pasto en los jardines, donde hay también un puesto de venta de comida y bebida para el público.

Sorpresas que uno se puede encontrar caminando por el Kremlin son la campana del zar, construida en 1733 con un peso de 200 toneladas y el cañón del zar de 1586 que tiene un largo de más de 5 metros y un peso de 40 toneladas.

La gran campana y los pibes
La gran campana y los pibes

Para ir a la Armería hay que comprar una entrada aparte, y es muy recomendada por todos los que han ido.

Plaza Roja

Es el lugar más emblemático de Moscú y me animaría a decir de toda Rusia. Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. En la época de los zares, solía ser un punto de comercio muy importante.

Plaza Roja
Plaza Roja

Mausoleo de Lenin

La tumba de Stalin
La tumba de Stalin

Abre sólo 3 horas al día de 10 a 13hs, y 4 días a la semana. Cierra Lunes, Viernes y Domingos. Dicho esto que es importantísimo, la fila puede ser larga pero avanza rápido. Dentro del mausoleo uno tiene que estar en silencio y no se pueden sacar fotos ni detenerse.

Está el cuerpo embalsamado de Lenin, custodiado por sus guardias constantemente. A la salida se pueden encontrar más tumbas de rusos ilustres, entre ellos la de Stalin. Antes de la desestalinización, también estaba su cuerpo dentro de este mausoleo que era compartido por ambos.

Obviamente, me hizo acordar mucho al mausoleo de Ho Chi Minh en Hanoi.

Donde descansa Vladimir Ilyich Ulyanov
Donde descansa Vladimir Ilyich Ulyanov

Catedral de San Basilio

Si uno busca “Moscú” en imágenes de Google, lo primero que verá será la foto de esta catedral. Su construcción fue ordenada por Iván El Terrible, en 1555 en honor a la conquista de Kazán. Sus 8 torres iniciales simbolizan los 8 días que tardó la conquista. En 1588 el zar Teodoro I ordenó la creación de la novena torre, sobre la tumba de San Basilio, quién da el nombre actual a la catedral.

Catedral de San Basilio
Catedral de San Basilio

Frente a la catedral se levanta un monumento a Minin y Pozharsky, héroes que terminaron con el “Período Tumultuoso” de Rusia, en 1612. Este monumento fue hecho para conmemorar los 200 años del acontecimiento y se inauguró en 1818, post-invasión francesa.

Catedral de San Basilio
Catedral de San Basilio

Teatro Bolshói

Ver una obra en este teatro estuvo muy afuera de nuestro presupuesto. Más de 150 dólares la entrada. Las compañías de Opera y Ballet son las más viejas y renombradas del mundo. La fama de este teatro va más allá incluso que el arte, ya que desde su escenario se anunció la formación de la Unión Soviética. Una placa en letras doradas lo anuncia en su fachada.

Por supuesto, sufrió varias reconstrucciones debido a que tuvo daños en distintos incendios, la invasión francesa y la Segunda Guerra Mundial.

Enfrente del teatro se encuentra la plaza Karl Marx, con un monumento de él en homenaje. Está a menos de 500 metros de la Plaza Roja.

Karl Marx
Karl Marx

Edificio KGB

Me gustaría poder contar más sobre este edificio aunque no se si se puede visitar. Pero quién va a decir que no es emocionante sacarle una foto al edificio de la KGB, eh?

Actualmente funciona la FSB, que serían los sucesores.

Edificio KGB
Edificio KGB

Parque Gorky

Este famoso parque fue abierto en 1928. Es enorme y está a orillas del río Moscova. Tiene todo tipo de entretenimientos clásicos de un parque: Pasear en el lago artificial, descansar, hacer actividad física o divertirse dando vueltas en su parque de skate, bicicletas y demás.

A este lugar vinimos con un amigo que vivió toda su vida en el mismo edificio que yo, y ahora vive en Alemania, pero nos vinimos a encontrar a Moscú. Las vueltas de la vida!

Si tenés que descansar un rato, te recomiendo que vengas al parque.

Se llega desde la estación Park Kultury.

Paseo en barco por el río

Otro de los imperdibles en Moscú es dar un paseo en barco por el río Moscova. Se tiene una muy buena perspectiva del Kremlin y otros edificios militares, también del estadio Luzhniki. Este estadio fue construído en los 50s y utilizado en los Juegos Olímpicos de 1980. También albergó el partido inaugural y la final del Mundial de fútbol.

Barcos hay de todos los tipos y precios. Nosotros tomamos uno que no era para nada lujoso y nos salió 500 rublos. Tuvimos que regatear un poco porque el precio inicial fue de 800.

De todas maneras, no hay nada que sea más imponente que la estatua de Pedro el Grande en el medio del río.

GUM

A lo largo de la historia supo ser un gran almacén y en tiempos soviéticos se convirtió en el mercado donde las personas adquirían productos gastronómicos y demás.

Actualmente es un shopping y tiene locales de las marcas más famosas y caras del mundo. Pero también se puede probar el helado ruso clásico soviético por medio dólar, o también comer en un restaurant estilo soviético muy barato. Y probar por ejemplo la Olivier salad, más conocido por estas latitudes como “ensalada rusa”.

Parque de la Victoria

Cuando ya estés empapado de cultura rusa, y hayas recorrido todo el centro de Moscú, lo mejor que podés hacer es viajar en el tiempo hasta la Segunda Guerra Mundial. Si sos ruso probablemente no me entiendas y para vos sea La Gran Guerra Patriótica.

Hall de Héroes
Hall de Héroes

Apenas uno llega lo primero que ve es el obelisco que mide 141.8 metros y un edificio principal gigante. En él se pueden recorrer los distintos pisos en los que se cuenta la historia de la guerra, lo que hicieron los nazis y homenajes a todos los héroes rusos que pelearon y llevaron a la victoria al ejército ruso.

Cuando llegamos, justo estaban jurando militares recién graduados frente al fuego eterno.

Cuando entrás al edificio y te acercás al hall de la memoria y la tristeza, es imposible no emocionarse. Es una sala gigante, mostrando los libros de la memoria a los costados que contienen los nombres de los 27 millones de rusos que fallecieron en la guerra. Los más de dos millones y medio de cristales que caen del techo simbolizan las lágrimas por los muertos.

En el piso más alto, hay un salón con una cúpula donde se puede ver un video de la guerra que dura unos minutos. En las paredes de mármol de todo este salón, están los nombres de cada uno de los condecorados que fallecieron peleando. También se puede ver armamento, los uniformes tanto rusos como nazis y hasta una recreación de una casa y una zona después de bombardeos y ataques.

Ya conté mucho sobre este lugar y todavía falta decir que hay una iglesia, una mezquita y una sinagoga, todas de la memoria.

Y lo más interesante son los tanques, aviones, helicópteros y barcos de guerra que se pueden ver recorriendo el parque e incluidos en el precio de la entrada. Los hay rusos, alemanes y japoneses. Hay reales y maquetas.

Me sentí diminuto ante el Antonov, y los trenes/tanques antiaéreos.

Para visitar este lugar es recomendable venir descansado y preparado para caminar mucho. Si bien hay puestos de comida afuera, es recomendable llevar algo para comer y para tomar. Nosotros estuvimos más de 4 horas para recorrer todo el parque.

Hay que ir a la estación de metro Park Pobedy.

Catedral del Cristo Salvador

Es la principal catedral de Moscú. A orillas del río Moscova se erige este templo inmenso reconstruído en los noventas. Todo lo que hay allí es impresionante y se pueden sacar fotos tranquilamente. No hay que pagar entrada, excepto que se quiera subir a las partes altas.

Se puede llegar desde la estación de metro Kropotkinskaya, aunque está muy cerca del Kremlin y por lo tanto se puede ir caminando desde allí.

Museo Cosmonauta

Museo de la cosmonáutica
Museo de la cosmonáutica

Este museo es sin dudas uno de los más interesantes de Moscú. Es común pensar que la carrera del espacio la ganaron los norteamericanos, pero los rusos fueron los primeros en enviar un humano al espacio. Quizás lo único interesante que nos dejó la Guerra Fría es todo este aprendizaje sobre nuestro planeta y lo que lo rodea.

Aquí se pueden ver maquetas de los distintos cohetes, estaciones espaciales y satélites utilizados para el análisis de nuestro planeta desde el espacio, y descubrimiento de otros cuerpos como la Luna. Qué lindo es ver la bandera Argentina entre los países que tienen conocimientos para poner un satélite en órbita. Me hubiera gustado poder leer también lo que dice en los cuadros, pero como casi todos los museos está sólo en Ruso.

El precio de la entrada es de 400 rublos pero el tercer domingo de cada mes, es gratis. Se llega desde la estación Prospekt Mira.

También se puede llegar caminando hacia un magnífico monumento de Lenin. Como ya saben, todos los edificios y monumentos tienen que ser enormes y esplendorosos.

Búnker 42

Uno de los tantos búnkers construídos por Stalin durante la Guerra Fría devenido en museo. Es super interantísima su historia y recorrido: Estos refugios a 70 metros bajo tierra fueron construídos al mismo tiempo que las estaciones de subte. Los mismos constructores no sabían lo que estaban construyendo. Por supuesto, tiene salidas secretas, utilizadas por la cúpula militar para evitar ser descubiertos.

Hay maquetas de distintos cohetes y misiles (pudimos ver el Soyuz en la estación espacial de Kourou, Guayana Francesa).

La entrada es un poco cara comparado con los demás museos y lugares para visitar, 1800 rublos (casi 30 usd a Julio 2018). Pero creo que vale la pena.

Museo de la historia de Rusia

Este museo se encuentra dentro de la Plaza Roja y es imposible no verlo. El edificio gigante rojo que se ve apenas se entra (y que no es el Kremlin) supo ser una farmacia, construida a pedido de Pedro El Grande. Qué lindo ir a comprar ibuprofeno a un lugar así no?

Está abierto desde 1894 y cuenta toda la historia de Rusia, ordenada cronológicamente en distintos salones a los que vas accediendo. Lo único malo es que está todo en Ruso, aunque hay tours en inglés y se pueden pedir audio guías también. Si te gusta la historia, tenés que ir. Hay objetos de todas las épocas y de todos los tipos. Desde la supuesta primer canoa del mundo hasta tronos de zares.

El precio de la entrada es 500 rublos.

"<yoastmark

Estatua Yuri Gagarin

La estatua del primer hombre enviado al espacio, se encuentra en el suroeste de Moscú. De casualidad la encontramos y a medida que te vas acercando es más impresionante. Fue construida para los Juegos Olímpicos de Moscú. Está hecha de titanio y mide 42.5 mts de alto. Para llegar hay que ir en metro hasta la estación Leninsky Prospekt de la línea 6.

Estatua Yuri Gagarin
Estatua Yuri Gagarin

Mercado Izmaelovo

Quizás sea el lugar perfecto para comprar recuerdos y souvenires de Moscú o Rusia. Obviamente es el lugar recomendado por todos. El mercado Izmaelovo es un predio gigante lleno de puestos de venta de artículos de todo tipo, incluyendo comida y matrioshkas. En épocas de Mundial, había vendedores que hablaban prácticamente todos los idiomas!

Metro de Moscú

El mejor medio de transporte en la ciudad es el Metro. La red es de más de 300km y la precisión en el funcionamiento es increíble. Se puede llegar a cualquier lado en Moscú en metro. Conviene siempre tener una tarjeta troika que se puede comprar a un costo de 50 rublos en cualquier estación. De esta manera, el pasaje sale más barato que comprarlos individualmente. Además, cada estación de metro es un museo en sí misma, con esculturas, cuadros y una arquitectura que te va a dejar boquiabierto en cada estación.

Metro
Metro

Probablemente te quedaste con ganas de más, pero te aseguro que hay muchos otros lugares, como por ejemplo el de videojuegos soviéticos que son super interesantes!

One Reply to “Moscú – Mega guía para visitar una ciudad milenaria”

  1. Excelente post!

Comentá!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.