5 cosas que hacer en Belém do Pará

Belém, una ciudad de 400 años

Estuvimos 4 días en esta ciudad colonial que está cumpliendo 400 años y la recorrimos entera. En este post, les dejo mi top 5 de las cosas que hay para hacer en Belém:

1. Comer en el mercado Ver-o-Peso

El mercado Ver-o-Peso es tradicional en Belém y allí se venden frutas, verduras y los pescados recibidos la noche anterior en el puerto. También hay una sección dedicada especialmente a las hierbas medicinales. Si bien el edificio principal lo ocupan únicamente los puestos de pescados, del lado de afuera se pueden encontrar hasta puestos de comida y de venta de todo tipo de artículos como lentes de sol, juguetes para niños, ropa y redes (más conocidas en argentina como “hamacas paraguayas”).

El plato típico del norte de Brasil es el peixe con açaí. Se puede encontrar una refeição desde 7 reales hasta los 15. La diferencia en el precio viene dada por las diferentes guarniciones que se pueden elegir.

Peixe + guarnición antes del açaí
Peixe + guarnición antes del açaí

En nuestro caso, paramos en uno de los puestitos y comimos el peixe con açaí. Lo acompañamos con ensalada de tomate y lechuga, arroz, fideos y porotos. A esto le agregamos farofa, que es harina de maíz. El açaí se pide aparte y cuesta unos 8 reales la bolsa que trae el açaí líquido, suficiente para compartir entre los 3, así que terminamos gastando 15 reales en el almuerzo. Poco menos de 5 usd al cambio actual (Agosto 2017).

2. Parque Mangal das Garças

El parque ecológico inaugurado en 2005, está en pleno centro histórico de Belém. Se encuentra a aproximadamente 1km de distancia desde el Fuerte y la Catedral (pegados al mercado). Tiene una cantidad interesante de aves y peces, también de tortugas marinas, tratando de representar la fauna que se puede encontrar en el amazonas.

Es gratuito y creo que está dentro de los imprescindibles porque no conocíamos a la mayoría de los animales que allí encontramos.

3. Teatro da Paz

El Teatro da Paz es muy conocido en el norte de Brasil. Fue inaugurado en 1878 y fue muy famoso en su época. Hoy en día tiene una actividad moderada. Hay visitas guiadas en portugués, español e inglés y cuestan 6 reales, los Miércoles es gratis. Cuando fuimos nosotros, estaba ensayando la Orquesta Sinfónica del Teatro da Paz, y nos permitieron sentarnos y escucharlos un tiempo.

Para ser parte de esta orquesta, hay que estudiar en el Instituto Carlos Gomes, también de Belém.

La orquesta en funciones
La orquesta en funciones

El guía nos contó una historia particular acerca de la pintura del techo del teatro. El presupuesto inicial del mismo había sido 750mil reales pero se terminaron gastando 2 millones. Y habían dejado el techo en blanco! Entonces decidieron hacer algo con esto y contrataron un pintor italiano, que estaba al tanto que en esa época en Belém habiá mucho dinero. Entonces, muy inteligente decidió colocar una tela en el techo para pintar sobre ella, para que por la humedad se vea obligado a repintar varias veces y así ganar más. Definitivamente ganó más dinero. También lo llamaron a pintar el teatro de Manaos. Sin embargo todo esto le costaría bastante más caro, porque en uno de sus tantos viajes al Amazonas el pintor murió de fiebre amarilla.

4. Playas de Mosqueiro

Mosqueiro a pesar de encontarse a más de 70km sigue siendo parte de Belém y es el lugar elegido por la mayoría de las personas para usar sus playas en verano. El bus urbano con el que se puede recorrer la ciudad, es el mismo que te lleva a este lugar y sale enfrente de la terminal rodoviária. Lo recomendable es evitar viajar parado, porque el trayecto es de una hora y media, y si llega a haber una manifestación, este se puede extender hasta dos horas más.

Las playas de agua dulce más conocidas son El Farol y Chapéu virado. Llenas de barcitos que a cada paso te ofrecen sombrillas y demás que se pueden usar todo el día consumiendo apenas una cerveza. Nosotros caminamos y caminamos y encontramos un bar que estaba cerrado y ocupamos una de sus sombrillas. Estimo que es por la plena temporada baja, porque además estábamos casi solos en la playa. Fuimos un Viernes.

Hay que tener cuidado porque más cerca de los barcitos son sucias y se pueden encontrar chapitas de botellas de cerveza, algunos vidrios, así que es recomendable ir calzado siempre, al menos hasta llegar a la arena húmeda.

5. Estação das Docas

Las autoridades de Belém hace ya unos años decidieron reciclar el viejo puerto y darle un uso más turístico. Está muy bien arreglado y decorado. A los que conocen Buenos Aires, les hace recordar a Puerto Madero. En los galpones hay muchos restaurantes y hasta espacio para una banda en vivo. También hay una heladería por galpón, siendo la más conocida Cairu. Siempre tiene fila, pero vale la pena probar todos los gustos particulares de Brasil y del norte mismo.

Afuera, uno tiene la vista del río y hasta se puede sentar en los banquitos o en el mismo piso. Eso sí, a no acostarse porque aparecen guardias para levantarlos!

Después de Belém, nos fuimos a Macapá en un barco de 24 horas, para empezar nuestro camino a la Guyana Francesa.

One Reply to “5 cosas que hacer en Belém do Pará”

  1. […] que sé que existen. Dejo también los valores, que están actualizados a Agosto 2017. Fuimos desde Belém y descartamos el avión de primera porque la única oficina de Surinam Airways (que es la […]

Comentá!